Estamos en:

C/Progreso,
Nro. 8, Melide,
A Coruña

 

Teléfono:
981 505 307

 


Ver mapa
más grande

Especial: Vuelta al colegio

Prevenir infecciones escolares
Las enfermedades más comunes
Síndrome postvacacional en niños
La dorsalgia y lumbalgia son comunes entre los escolares

 

El fin del verano marca el regreso a las actividades escolares y con ello el regreso de enfermedades asociadas a este nuevo ciclo. Las escuelas son el caldo de cultivo ideal para bacterias, virus y microorganismos que afectan la salud de los niños, especialmente en la primera infancia cuando el sistema inmunológico aún no se encuentra plenamente fortalecido como el de los adultos.
No existe ninguna formula milagrosa para evitar las infecciones infantiles, aunque seguir ciertas pautas y recomendaciones puede ayudar a evitar contagios, atenuar complicaciones y evitar recaídas o reincidencias.

 

Prevenir infecciones escolares

Manos limpias: Inculcar el hábito del lavado de las manos en los peques es eficaz para prevenir el contagio de enfermedades respiratorias, conjuntivitis y gastrointestinales.
Tabaco fuera: El tabaquismo pasivo en los niños aumenta la frecuencia e intensidad de resfriados, tos, otitis y asma.
Buena alimentación: Una nutrición adecuada, que incluya verduras, frutas, legumbres, hortalizas y lácteos, favorece el fortalecimiento del sistema inmunológico de los niños y disminuye la aparición de enfermedades.
Ejercicio: las actividades físicas regulares, acordes con la edad de un niño, es una de las mejores defensas para el organismo.
Cosas propias: En la guardería, cada niño debe llevar su propio vaso y toalla de manos para evitar contagios.
Evitar la automedicación: Consulta siempre al médico o tu farmacéutico de confianza antes de medicar a tu hijo, pues puede tener efectos contraproducentes.
Vacunación y pediatra: Las visitas periódicas al médico y el cumplimiento del alendario de vacunación es lamedor prevención para la salud de tu hijo.

Volver al inicio

 

Las enfermedades más comunes en el colegio

Resfriado común: Causada por diversos virus, presentes en cualquier lugar y durante horas. Es difícil de prevenir y suele provocar estornudos, fiebre, secreciones nasales, dolor de garganta, tos, cansancio, etc.

Varicela: Para prevenirla existe una vacuna específica con una eficacia del 90%. La enfermedad se caracteriza por la aparición de vesículas rojas en la piel, fiebre, escalofríos, perdida del apetito y dolor de cabeza.

Tu farmacéutico recomienda: Talquistina/ Kalamina



Conjuntivitis: La causa una infección bacteriana que provoca síntomas como: ojos enrojecidos, visión borrosa, picor. Su prevención exige el lavado frecuente de las manos y evitar frotarse los ojos.

Gastroenteritis: La manipulación y conservación adecuada de los alimentos, junto a medidas saludables en su preparación, es fundamental para prevenirla. Diarrea, vómitos, náuseas y dolor abdominal son los síntomas más comunes de la gastroenteritis.

Tu farmacéutico recomienda: Suero Normon

 

Faringitis: Para evitar esta afección los niños no deben compartir servilletas, comida o cubiertos. Puede tener su causa en una bacteria (Steptococcus) o en un cuadro viral. Los síntomas son dolor al tragar, fiebre, cefaleas y amígdalas inflamadas.

Piojos: Es un problema frecuente entre niños pequeños, aunque la higiene de su pelo sea la adecuada. El síntoma típico es el picor y el contagio se produce por contacto directo con un afectado. Evitar compartir peines, sombreros y horquillas ayuda a prevenir los contagios.

Tu farmacéutico recomienda: Paraplus

 

 

Volver al inicio

 

Niños con síndrome postvacacional

El síndrome postvacacional no afecta solamente a los adultos, sino también a los niños, en especial, cuando se trata de regresar al colegio tras el fin del verano. Estados de tristeza, incontinencia urinaria, mayores exigencias de atención, tensión y expectación ante una nueva situación que esta por venir son los síntomas más frecuentes que presentan los pequeños afectados.
La actitud de los padres ante este problema puede ayudar mucho a los niños que asumen mal el regreso a clases. Imprimirles confianza, reforzar su autoestima y suministrarles mucha información son claves para afrontar el primer día en el colegio. Permitir que el niño se desahogue, que transmita sus temores y necesidades le ayudará a vivir ese momento de adaptación con menos ansiedad.

Consejos que pueden ayudar

 

Volver al inicio

 

Dorsalgia y lumbalgia son comunes entre escolares

Entre 5 y 8 kilos de libros, lápices, cuadernos, carpetas y otros utensilios educativos, es el peso promedio que un niño debe llevar diariamente al colegio. La espalda de los niños con edades entre los 8 y 9 años aun no está suficientemente desarrollada y el exceso de peso, además de inadecuadas posturas, puede condicionar lesiones, asociadas a dolores de espalda o cintura. La prevención, de la mano de padres y educadores, es la mejor medida para prevenir este problema.

 

Consejos desde la farmacia

Emplear un soporte adecuado para que la espalda del niño descanse, tipo canapé o láminas, y un colchón firme, pero no duro.

La almohada debe ser mediana, para no forzar la postura del cuello.

La mochila debe portarse siempre con las dos bandas, para  repartir el peso entre los hombros. Cuando el peso transportado supere el 10 o 15% del peso total del niño, debe emplearse alguna solución con ruedas.

La alimentación rica y equilibrada del niño, con alto contenido de calcio y complejos vitamínicos indicados para reforzar el sistema muscular y nervioso del niño, pueden contribuir en el tratamiento de dolores de espalda.

Educar las posturas del niño al sentarse o caminar, puede evitar posibles desviaciones en la columna.



Tu farmacéutico recomienda: Arnica Aboca /www.aboca.es



Volver al inicio